Limpieza: El primer paso en tu rutina diaria (y aquél que no puede faltar)

Hay Rutinas de SkinCare que pueden incluir hasta 10 pasos, así como hay algunas de sólo 3. Sin importar la rutina que estés aplicando, siempre el primer y más importante paso será la Limpieza.

 

Normal, seca, grasa o mixta. Sensible, intolerante o reactiva. Joven o madura. Con manchas, arrugas profundas, acné o flacidez. Sin importar tu tipo de piel o los padecimientos que la afecten, el primer paso y muy importante para tu rutina de belleza siempre será la limpieza facial, con el producto adecuado. 


Al ingresar a un consultorio dermatológico, una de las primeras preguntas que te harán será “¿Con qué limpias / lavas tu rostro?”. Y esque este paso influye mucho en la salud general de tu piel. 


Muchas personas adquieren muchos productos con fines determinados: antiedad, despigmentantes, hidratantes, antiacné, etc. Para que todos estos productos y sus activos sean funcionales y puedas obtener sus beneficios, la piel debe de estar limpia y con el “camino despejado” para que así puedan penetrar correctamente, llegando a su destino y trabajando favorablemente.

 

Exceso de grasa, sudor, restos de maquillaje o protector solar, las partículas de contaminación que flotan en el ambiente y las células muertas que se desprenden de la superficie de la piel tienden a acumularse en los poros, obstruyéndolos bajo una barricada de impurezas que, además de restar eficacia al tratamiento y cuidado diario, impide a la piel desarrollar con normalidad sus diversas funciones. Como resultado tendremos un rostro de aspecto cansado, con tono poco uniforme y con signos de fatiga y envejecimiento incrementados.


Los limpiadores faciales ayudan a reducir visiblemente las imperfecciones y a tonificar tu piel. Para pieles grasas, mixtas o con tendencia al acné, lo más recomendable son los limpiadores en gel debido a su efecto regulador de sebo, astringente y exfoliante.

 

Si quieres probar uno muy adecuado para tu tipo de piel, te recomendamos nuestro Gel Bio-Deep Cleanser, ya que gracias a sus  extractos de kiwi, aloe vera, manzanilla, tomillo y hamamelis, estimula y revitaliza la piel.


¿Cómo limpiar tu rostro con un Gel de Limpieza?


La recomendación general al momento de usar limpiadores faciales es realizar la limpieza 2 veces al día (por la mañana y por la noche). Mientras descansas en las noches tu piel regenera células, por lo que estar limpia y libre de obstrucciones será de gran ayuda. Y un punto importante a considerar: No hay prisas. Toma tu tiempo para poder realizar la limpieza adecuada y que tu piel requiere.


El proceso de limpieza debe ser, con el rostro previamente humedecido:


  • Aplica la cantidad suficiente en la palma de tu mano. 
  • Posteriormente comienza masajeando profundamente tu rostro por unos segundos hasta que haga espuma, realizando movimientos circulares ascendentes. No olvides las zonas conflictivas como las aletas de la nariz, alrededor de los labios y la zona más próxima a la línea donde comienza el cabello, evitando contorno de ojos.
  • Por último, enjuaga tu rostro con agua tibia y seca utilizando una toalla, dando unos pequeños toquecitos con ella para no irritar la piel arrastrándola sobre el cutis.

Ahora tu piel estará lista para continuar con el sérum o crema hidratante, así como los tratamientos que apliques a continuación.

Dejar un comentario

.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados